Etapa 6

Redondela - Tui

Distancia

85km

Desnivel positivo acumulado

2300m

Desnivel negativo acumulado

2300m
Dejamos la ciudad de Redondela para enfrentar una larga etapa, en la que, a pesar de la gran cantidad de zonas rodadoras, los desniveles acumulados se irán acusando en nuestras piernas, por lo que es primordial dosificarse muy bien de cara al duro ascenso final a la Sierra de A Groba.

Arrancamos con un primer ascenso a los montes que separan la ciudad de Vigo y su costa de la falla conocida como Depresión Meridiana que, durante milenios, ha definido la principal vía de comunicación entre el norte y el sur de la provincia y en el que Redondela ha jugado un papel esencial tanto por vía marítima como terrestre.

Por asfalto primero y alternando caminos y sendas más adelante, alcanzamos la máxima cota de esta primera parte de la etapa, en la que gozamos de unas impresionantes vistas sobre la ciudad de Vigo y su ría.

A continuación comenzamos un descenso por caminos hasta la presa de Zamáns, punto en el que comenzamos un nuevo ascenso que nos lleva por las impresionantes faldas de la sierra de O Galiñeiro, una de las zonas más emblemáticas de los montes del suroeste de la provincia de Pontevedra.

Abandonamos esta sierra en descenso para, a continuación, faldear la cara norte del Parque Natural del Monte Aloia (Tui) y continuar por los magníficos bosques que posee el concello de Gondomar en su zona sur. En todo este tramo circulamos por caminos forestales muy rodadores.

Llegamos así al concello de Baiona, donde comenzamos el ataque a la sierra de A Groba, en el que alternamos duros repechos con algunas zonas de descanso en las que nuestras piernas agradecerán tomarse un respiro para volver de nuevo a la carga.

Rebasado este duro tramo nos veremos recompensados con una vistas sobre las rías que alcanzan hasta la provincia de A Coruña. En este punto todavía tenemos más de 30 km por delante, en los que debemos superar los caminos que nos llevan a la cota máxima de la etapa (584m) y que, en ocasiones, exigirán lo mejor de nosotros para superar algunas zonas de piedras sueltas.

Finalmente comenzamos un largo descenso por pistas y caminos y en el que nos veremos obligados a superar también alguna rampa en ascenso.

Llegamos así a la monumental ciudad de Tui, que enclavada en el margen del Rió Miño, nos sorprende con un entorno arquitectónico, natural, cultural y gastronómico que no debemos dejar de conocer.

Únete al reto

Inscripciones abiertas a partir del 1 de diciembre

Half Epic Race